Autenticidad, ramera despiadada.

   Autenticidad, esa ramera despiadada que se sitúa detrás de tu oreja y te susurra cosas al oído. Cosas que quieres hacer o decir pero tu mente crítica y programada por la sociedad censura, cohibe y coarta.

   Se politicamente correcta, no levantes la voz, esas palabras malsonantes no las debe decir una señorita, ya eres mayor para estar jugando en los columpios… que les jodan a la falsa cortesía y al baile de máscaras de esta sociedad.

   Yo quiero ser yo, esa ramera despiadada que me susurra a mi misma cosas al oído. Cortar el aire con mis respuestas ingeniosas y sarcásticas, decir “ooopps, ¿lo dije en voz alta?”, pedir perdón -sincero- en vez de permiso, alzar mi voz, soltar tacos como si no hubiera un mañana, revolcarme en el barro, chillar de felicidad en mitad de la calle.

Parecer la puta loca que soy

   Necesito ser yo porque este corsé me está matando, se me clava, me hace dócil y mansa y sobre todo me hace aburrida, una más del montón. Un maniquí con un numero de serie en el cogote, que sí, que puedes elegir el color de tu pelo y el modelito que te pones, pero por dentro estas muerta, muerta en vida.

   Y no es esa parte, la correcta, quien ha cogido hoy el teclado, ya me irás reconociendo. Debo pedirte disculpas por haberme perdido tanto y debo tirarte de la orejas por no habérmelo dicho a tiempo.

Joder, que esto se dice antes coño. No te pierdas, vuelve Caro, ramera despiadada.

8 comentarios en “Autenticidad, ramera despiadada.”

    • Sí, recibí un tirón de orejas en un evento de networking y no pude más que darle la razón. Demasiado politicamente correcta me había vuelto…jajaja

      I am back in the town baby <3

      Responder
  1. Hace tanto tiempo que no leía a la CaroChan original!!
    La de la máscara estaba muy (demasiado) formal, políticamente correcta, distante y silenciosa.
    Celebro que la Caro a quién estaba acostumbrada a leer haya vuelto. Esa que me hacía reír a carcajadas con sus ocurrencias, y de paso, pensar con seriedad porque nadie dice las cosas que ella ni con su estilo tan particular. Enhorabuena Caro. Te extrañé…

    Responder
    • Hola Perla!! Sí, de verdad que lo lamento. Supongo que todos en algún momento nos dejamos arrastras por lo «políticamente correcto» y el «qué dirán». Está bien que alguien te lo recuerde, porque estás tan inmersa en el torbellino que ni cuenta te das!

      Gracias por extrañarme, me hace sentir querida <3

      Chuuuu!!!

      Responder
    • Partimos de la base de cada ser humano es distinto y tiene sus «cositas», lo que me mata es el comportamiento de masa y borregos. Nos han educado en una sociedad en la que si destacas, de una manera que no «deberías», te hacen sentir mal.

      Yo por ejemplo soy muy de soltar lo que pienso sin filtro y decir algún taco para dar énfasis, por eso me he ganado la etiqueta de «impertinente» y «camionera». Aquí no hablo de ser «especial y super cool», hablo de poder ser tu misma y que te la sude la opinión de «la masa».
      No me parece presuntuoso, me parece de mucho sentido común pero también entiendo que cada uno hace su lectura de mis palabras.

      Gracias María, me alegra mucho que lo comentaras y me dieras la opción de poder explicar para futuros malentendidos!

      Responder
  2. Yo una cosa que veo en el mundo de los blogs, sobre todo los que son para monetizar, que hoy en día son prácticamente todos (lo confieso, me gustan los blogs personales sin mayores aspiraciones. Antes abundaban y ahora son como perlas escondidas. El tuyo fue mi perla más preciada :D), es que se cortan tanto en su forma de ser que resulta EVIDENTE y eso me causa mucho rechazo.

    Supongo que es una manera de no espantar a posibles lectores-clientes.

    Algo que es normal cuando uno vive en sociedad y que hacemos todos en la vida real, no me acaba de gustar en el mundo virtual. Justamente el que puedas tener acceso a todo el mundo, hace para mí innecesario que te cohibas cuando en realidad, gustarle a todo el mundo es imposible, y cuando siendo como eres sin los límites que imponen la geolocalización de las personas puedes conectar con gente a la que siendo tú misma puedes ayudar más que con una «respuesta o comportamiento estándar».

    Y además, a mí me llega a cabrear cuando sé que alguien responde algo de forma políticamente correcta cuando le he oído o leído todo lo contrario en un ambiente más libre. A mí eso me hace desconfiar de esa persona. :S

    Responder
    • Por eso escribí este post Roxy, porque me di cuenta de que me estaba cortando un montón para «encajar» mejor en lo que se esperaba de mi.
      Sigo dando muchas vueltas sobre como mostrarme al mundo y he decidido que ya que van a «rajar» sí o sí, que por lo menos sea por algo con lo que he disfrutado haciendo.

      Tener que morderme la lengua en mi propio territorio por no «molestar» a forasteros era lo ultimo que me veía haciendo pero terminó siendo así.
      Gracias por hacerme ver que no voy tan errada en el tiro, es un gran apoyo. Mil gracias.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.