Vence a tus demonios

Escribir es una forma de exorcismo, sacas tus demonios hacia fuera, les das una forma física que solo de ese modo puede ser destruida.

Si dejas a esas palabras vagar libres por el paramo de tu imaginación les das poder, les confieres la libertad de colarse por todos los rincones de tu ser, de convertirse en ti, de convertirte en quien no quieres ser ni por asomo soñaste. 

Tus demonios deben ser exorcizados a diario, a modo de vómito sin sentido en un papel que luego quemas, o de un modo poético y adornado en un diario al que no vuelvas a recurrir nunca. Los materializas y luego los relegas al olvido haciendo sitio para nuevos pensamientos, frescos, limpios, no viciados, esos que si te apetecen que se cuelen hasta el ultimo resquicio de tu ser y te conviertan en aquella persona que si que soñaste ser alguna vez.

carochan escribe

El hábito de la escritura terapéutica es más antigua que la Tana, no te vengo a redescubrir la rueda. Diversos autores de los que me he cruzado en mi vida, y diversas terapias, me lo han recomendado a lo largo del camino (los he ignorado a cada uno de ellos, los demonios me pudieron) pero hoy después de mi meditación estás palabras han aparecido en mi mente y creo que puede ser el modo de desfogar a estos días de encierro.

Escribe, escribe la lista de la compra que no vas a bajar a comprar, o algún recuerdo de la infancia difuso, escribe una carta a tu madre con todos esos demonios que te acosan, escribe todo aquello que te venga a la mente sin ningún criterio, no quieras que sea bonito, los demonios por propia definición no lo son.

Escribe hasta que te duela la muñeca o las yemas de los dedos se te entumezcan, escribe, porque escribiendo será como todo sane y ni siquiera sabrás el porqué.

¿Serás capaz de enfrentarte a tus demonios? Por si te decides, y te da miedo, yo estoy aquí con mi katana para ayudarte a destruirlos si necesitas ayuda.

5 comentarios en “Vence a tus demonios”

  1. Cierto, si no escribimos lo que pensamos (o lo decimos) es como si no existiera. Estoy contigo en eso de que hay que escribir y escribir, además al hacerlo deja de okupar un espacio necesario en nuestro disco duro cerebral para otras «tonterias» jijij A escribir!!!!!
    Un abrazo

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.