Tan solo respira

Haz tres respiraciones profundas y repite conmigo:

  • No soy mis éxitos
  • No soy mis fracasos
  • No soy la ropa que llevo, ni la que debería llevar

Estamos programados, desde pequeños a creer estas cosas. La sociedad hace un buen trabajo en tenernos, callados y ocupados en cosas que poco importan realmente.

placer escribir

Hacía mucho tiempo que no escribía, porque escribir por el placer de escribir, sin que tuviera un fin monetario detrás no era importante, no era lo que tenia que hacer.

Perder el tiempo indagando en mi cerebro, cuestionarme cosas, pensar en profundidad si este era mi camino no estaba en el planning. Primer trimestre, segundo trimestre, tercer trimestre y un cuarto, estructurados, llenos de post it. Llenos de objetivos y de estrategias de marketing.

Prueba esto, haz aquello, crea esto otro. Para eso pagaba, para eso me dejaba guiar, buena alumna, mejor borrega. Borrega que se pensaba en contracorriente, que iba a llegar a sitios que nadie nunca antes había llegado, sin perder su esencia por supuesto.

Ahora me miro y me río, me río porque a veces se gana y a veces se aprende… y puedo decir que a mí me han pasado ambas cosas a la vez. He ganado muchísimo a base de aprendizajes, y lo más importante de todo. He descubierto dónde no quiero estar y hacia donde no voy a seguir.

mujer pensativa

¿No habrías pagado tú por tener esta claridad mental? Aunque sea duro, sea muy duro dejar un proyecto que ves que está funcionando, que ayuda a gente y que te necesitan, que vas a llegar donde quería y aún más… ¿no habrías pagado?

  • ¿Es lo que tú quieres?
  • ¿Eres feliz?
  • ¿Te gusta reusar textos cambiando ciertas palabras para que encaje en tu mensaje de ventas?
  • ¿Te sientes cómoda prometiendo transformaciones que no dependen ni un ápice de ti?
  • ¿Crees que esto es lo que has venido a hacer a este mundo?

Con qué solo tuvieras tres respuestas afirmativas seguramente estés en el buen camino, y desde luego nadie aprende en zapatos ajenos, tienes que vivir la experiencia, tienes que comprobar que realmente no es para ti. Da igual lo que te diga y te digan, si quieres experimentarlo estás en tu perfecto derecho y para eso existe el libre albedrío.

Yo te digo que para mí esto se ha acabado, quiero paz mental, quiero marcar una diferencia pero sin vender mi vida, mi éxito, mi alma. 

libertad

Cuando eliges paz, todo se vuelve claro cristalino. Ya no existen más trimestres, ni post it, ni últimas estrategias. Existe el hoy, el aire que entra frio en tus pulmones y sale cálido. el crujir de los nudillos, las motas de polvo que remolonean haciendo espirales en el aire al abrigo del sol en los rayos que entran por tu ventana al atardecer.

Porque vengo a decirte algo muy trillado, en definitiva, no hay garantías de que mañana estés aquí pegando más post it y teniendo más objetivos, ni para abrazar a esos a quien amas, ni para mirar tu cuenta del banco y pensar que es lo siguiente que vas a comprar que no necesitas… así que yo voy a hacer que cada día de mi existencia cuente y confiar en que el universo tiene un plan para mí.

monte fuji

Mientras tanto me voy a pasear a Tokyo, a recuperar todos eso pequeños placeres que perdí, a sentir el caos y el zen, a fundirme en ellos y sentirme ajena pero sobre todo a notar como el aire frio entra en mis pulmones y sale cálido. Nos seguimos leyendo <3

9 comentarios en “Tan solo respira”

  1. La vuelta de Caro muy al estilo Tyler Durden: «No sois vuestro trabajo, no sois vuestra cuenta corriente, no sois el coche que tenéis, no sois el contenido de vuestra cartera, no sois vuestros pantalones, sois la mierda cantante y danzante del mundo».

    Caro Chan, maestra del renacimiento (tanto en lo multidisciplinar, como de la reencarnación del mito del Fénix).

    Yo cuestiono: ¿Hasta que punto tu honestidad brutal, lo de ser incapaz de hacer algo que va en contra de tu esencia? ¿Es una virtud, o un defecto?

    Un fuerte y especial abrazo, porque, como has dicho, siempre existe la posibilidad de que sea el último.

    Responder
    • Yo nunca lo he visto como una virtud, me ha hecho pasar muchos más malos ratos que buenos, Paco. Me gustaría ser capaz de adormecer toda esta inquietud interna y fundirme con el rebaño, no sentirme rara e incomprendida la mayoría del tiempo. Me gustaría no tener que vivir aislada porque estoy cansada de tener que dar justificaciones a todo lo que hago y al juicio de la gente que me rodea…¿virtud preguntas? XD

      Responder
  2. Gracias por este magnifico post, descubrimos mucho de nosotros mismos cuando dejamos de estar apegados a nuestras apariencias y a todo lo que conlleva ser aceptados por la sociedad. Saludos

    Responder
    • Sí, pero no es un proceso tan fácil como «ale, ya me importa un rábano todo», nos han programado durante años para que no sea así y quitarte las capas y que no te importe duele, un huevo. XD

      Responder
  3. Gracias por tu nuevo post, yo pienso que cuando nos liberemos de esa presión de ser lo que los demás nos exigen que seamos, es cuando comenzaremos a ser felices, pero para eso tenemos que ser consientes de la dinámica tan limitada en la que estamos viviendo. Muchos saludos.

    Responder
  4. Ayyyyyyyy!!!!
    Mi querida Caro!!!!
    Ningún tiempo es perdido!
    Quizás no sea como nos lo esperábamos o cómo nuestra mente lo quería crear, pero sin duda era un paso más que había que dar para alimentar ese corazón sabio que sigue aprendiendo y dejándose guiar por el acontecer de la vida.
    No todo se puede explicar con palabras, y por mucho que lo intentes no siempre todos lo entenderán, así que quédate tranquila con el simple pero eficaz hecho de que tú si lo entiendes y lo sientes.
    Un abrazo Preciosa!!!!
    ???

    Responder
    • Parece que tus palabras llegan en el mejor momento. Nunca va a llover a gusto de todos, y es la lección que estoy aprendiendo en estos momentos.

      Un abrazo bien fuerte preciosa!

      Responder

Responder a Ana Onieva Cancelar la respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.